domingo, 13 de abril de 2014

Alter Bridge - Fortress

EaRtHlInG - MiLáN


  • Myles Kennedy – Voz principal, guitarras
  • Mark Tremonti – Guitarras, coros, voz principal "Waters Rising"
  • Brian Marshall – Bajo
  • Scott Phillips – Batería, percusión
El Billboard americano, esa lista de "referencia" que hoy día aparece copada por Katy Perry, Pharrell Williams, Bruno Mars, Lady Gaga, Daft Punk y demás productos nocivos, creados por los grandes ricachones de la industria con el fin de llenar el bolsillo, así como las estanterías de los oyentes de basura autocomplaciente. Cuando parece todo perdido, todavía encontramos un atisbo de músicos con las pelotas del tamaño de un elefante que han dejado sudor y esfuerzo tanto en el estudio, como en la carretera, con el fin de llevar su música lo más lejos posible. Alter Bridge, presentaron el pasado 2013 Fortress, una obra maestra del Metal Alternativo y el Hard Rock, impregnada del espíritu de antaño y el sonido más actual.

AB III contenía una colección de buenos temas en su interior, pero a muchos se les quedó un poco corto tras haber publicado un Blackbird que rozaba la perfección, en mi opinión fue un paso absolutamente necesario para que Fortress se haya gestado de esta forma. De hecho, este es el trabajo más poderoso, imaginativo y variado de la banda hasta la fecha, repleto de ideas, arreglos y desarrollos ejecutados al más alto nivel.




A nivel de producción siempre han sido generosos, gozando sus 3 aventuras discográficas anteriores de un más que interesante sonido. Pero debemos reconocer que la claridad, pulcritud y potencia de Fortress es increíble, con una salida que hace a sus 4 integrantes absolutos protagonistas de la entrega. El balance es muy equilibrado, y goza de una amplia gama dinámica así como de  una mezcla perfectamente definida; es más, creo que es de los pocos discos que utilizan la compresión de sonido y ha salido bien parado.

EL ÁLBUM

Alter Bridge se mueve como pez en el agua en todas y cada una de las vertientes que dan forma al Metal, Fortress es una absoluta disertación del mismo.

Cry of Achilles, es toda una declaración de intenciones, resulta mítica esa introducción acústica rota por un constante in crescendo de la banda, la entrada del riff inicial, los redobles de Scott Phillips, el constante ritmo galopante, el magistral break de Brian Marshall al bajo y la brutal subida de Kennedy dejándose la garganta para justo después rubricar un solo al más puro estilo blues abriendo paso a un Tremonti On Fire y un final simplemente épico. El disco no ha hecho más que empezar y el derroche de ideas y la sensación de conjunto es envidiable.

Addicted to Pain sirvió a modo de lanzamiento y adelanto del trabajo, cuando la escuché por primera vez, ya estaba totalmente enganchado por lo pegadizo de su estribillo así como de su más absoluta perfección en cuanto a las estructuras. Me encanta ese solo a la Dimebag Darrell, y sobre todo el poso clásico en contraste con un sonido absolutamente nuevo como ocurre también con Father Than The Sun o la excelente Water Rising en la que Tremonti hace su debut como cantante principal.


Bleed it Dry y The Uninvited destacan por su brutal contundencia, las afinaciones bajas en los instrumentos y la fuerza y dinámica que le imprime la banda a los temas más duros hacen que se disfruten de una forma muy especial. Por otro lado las baladas son muy inspiradas y en ningún momento resultan demasiado edulcoradas, un claro ejemplo es Lover con ese aire melancólico y nostálgico. O el híbrido en Calm the Fire en la que la incertidumbre de la introducción desemboca en un frenético tema muy rítmico, casi galopante con unos arreglos alucinantes y unas guitarras estratosféricas, ahora bien Myles brilla con luz propia, efectivo tanto en graves como en agudos, con un vibrato fantástico, enorme en las notas de cabeza y admirable en la conducción del registro más alto, tanto de forma nasal como de garganta. Para mí es el mejor cantante del género de la actualidad y ojo, que en directo no falla una.

Cry Me a River, The Peace is Broken y All Ends Well ponen el broche más Hard-Rocker de la entrega, todos con estribillos que estaréis cantando durante semanas y en los que me gustaría destacar la tremenda labor llevada a cabo por Tremonti, que no solo hace sus partes con complicadas escalas y arpegios, todo está muy bien pensado y la melodía es siempre la protagonista.

Fortress, tema homónimo y el más largo de la entrega, superando los 7 minutos, eso sí, perfectamente organizados, sin partes de relleno y con más de un coqueteo con el prog-rock. Muy contenida en el inicio no tarda en aparecer un estribillo épico en el que la banda lo da todo. Brutal el interludio a lo Children of the Grave con duelo de guitarras incluido, y una vuelta a la calma grandiosa.

Lo reconozco, Alter Bridge me tienen totalmente enamorado y han conseguido que literalmente no pueda parar de escuchar esta entrega. En mi opinión son una de las formaciones en estado de gracia, se nota que trabajan muchísimo y el resultado no podría haber sido mejor. Hacedme caso, merecen una oportunidad seáis o no amigos del género, son grandes... muy grandes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario